Páginas

julio 15, 2009

Mérida puede esperar (5ta entrega)

- Wey, entonces que hacemos?
- Pues . . . no se, creo que buscar un hotel para dormir esta noche, o si quieres vamos a buscar la casa de tu tío.
- Pero si no contesta, quiere decir que no esta en su casa, aunque la encontremos, no servirá de nada - Terció nuestra compañera.
- Bueno, si, pero algo debemos hacer . . .
- Y si mejor vamos a comer, por que tengo hambre . . . – La mejor sugerencia que se me pudo ocurrir
- Esa idea me gusta . . . saben? Creo que hubiese sido mejor ir a las lagunas que nos dijo la señora allá donde nos perdimos . . . al menos creo que nos hubiese quedado mejor y no estuviéramos aquí decidiendo que hacer . . . – Otra idea que no consideramos antes.
- Entonces, vamos a cenar, luego le marcamos otra vez a mi tío y si no contesta buscamos un hotel . . .
- Ok, pero . . . conoces alguno que no cueste mucho??
- De que te preocupas, ahí preguntamos luego . . .

Así, motivados por el hambre nos dirigimos al primer lugar donde vimos que vendían comida y luego de unos tacos, nuevamente al teléfono, a ver si encontrábamos a su tío o nos buscábamos un hotel . . . luego de un chingo de intentos decidimos hacer lo segundo y empezamos a dar vueltas en la ciudad, la que por cierto, no conocíamos y creo que hubo una cuadra que pasamos en sentido contrario, pero con suerte de no ser detenidos por transito, luego de dar vueltas como un trompo, llegamos a la conclusión que seria mejor preguntar . . . y si, paramos a un transeúnte y amablemente como suelen ser los yucatecos nos dijo exactamente donde encontrarlos, entonces, ahí vamos al hotel, pedimos las habitaciones, y listo, nos encerramos en una y terminamos los cigarros, decidimos que al día siguiente buscaríamos la casa del tío y si no, pues ya decidiríamos otra cosa . . . luego a dormir . . .

Poco después de la media noche se desata una tormenta de esas chidas, con truenos y rayos complementando la torrencial lluvia . . . entre sueños, escucho que se abre la puerta y una pregunta:

- Wey, puedo dormir contigo??
- Eh?? . . . Si . . . porque?
- Es que no me gustan los rayos . . .
- Ok . . .
- Hasta mañana.
- Si, como sea . . .

Por la mañana, escucho que golpean, la puerta . . .

- Hey, ya despierten, tenemos que hacer . . .
- Callate y deja dormir . . . – contesta mi compañera a mi lado

Abre la puerta y dice . . .
- Y por que tienen la ropa puesta??
- Chinga tu madre, que piensas que todas las noches serán de sexo
- Oh, esta bien, yo nomas decía . . .
- Largate, ahorita voy . . .
Entonces hablo . . .
- Wey, ya le hablaste a tu tío, o hacemos el plan B??
- Si, le marque, pero nada, creo que plan B para hoy . . . pero, miren, me compre un celular, a lo mejor mi tío nos habla . . .
- Y como te va a hablar si no tiene ese numero y no sabe que estamos aquí??
- Bueno, es que ya encontré el numero del celular de mi primo, que tampoco contesta pero ya le mande un mensaje . . .
- Y también tienes el de tu tío? Por que no le marcaste antes??
- Es que no los había encontrado y por eso les marcaba a su casa, pero ya le mande, a los dos, a ver si contestan . . .
- Ok, pero, hoy es el plan B
- Así es
- Hey, eso me gusta, entonces, vamos – Responde nuestra compañera, se voltea hacia mi- Ya levantate, quiero llegar temprano . . .
- Ok, ahorita voy . . . – me volteo y cierro los ojos . . .
- Ya wey, vamos – Me dice al momento que me golpea con una almohada
- Esta bien . . .

Ambos salimos de la cama . . . luego de una hora estamos listos para salir, sacamos las maletas y todo lo que llevábamos y lo subimos al carro, antes de entregar las habitaciones nos cercioramos de que todas nuestras pertenencias estuvieran completas, no sea que nos pasara otra vez lo de Campeche, una vez listos, nos dirigimos a un Soriana que habíamos visto al entrar a la ciudad . . .

La rutina era, pasar a Soriana, comprar provisiones, ya saben, cigarros, botanas, algo de comida decente, como carne o algo parecido, pero cosas fáciles de preparar y esta vez si, compramos una buena dotación de cervezas y un chingo de hielo para guardarlas . . .jugando en el super haciendo competencia de carritos, un guardia nos llamo la atención, pero, es una de esas cosas que no nos importaba . . .una hora después estábamos listos con todo en el auto . . .

- Oigan y se acuerdan como regresar a ese lugar??
- Ahm . . . pues . . . a poquito que salíamos había un puente y luego no vi otro hasta que llegamos a la ciudad . . .
- Y como vamos a saber que es el ultimo???

Mi compañera y yo volteamos a ver a nuestro conductor con mirada de ¡no seas imbécil!

- No manches wey, vamos a saber que es el ultimo por que sera el primero que encontremos . . .
- Pero, si es el ultimo, como va a ser el prime . . . ¡ ! . . . ah, si, es cierto, si es cierto, me confundí, pensé que . . .
- Si, ya sabemos lo que pensaste, ahora vámonos . . .

Así, nos dirigimos nuevamente hacia el lugar en el que nos habíamos perdido, fue fácil encontrar la desviación, entramos y pasamos al restaurancito de la señora, que se rio al vernos llegar otra vez . . . pero solo le preguntamos lo de las lagunas y eso y nos dio la indicación para llegar . . . media hora después estábamos llegando . . . que bonito lugar, su entrada tiene un letrero que me fue imposible memorizarlo, tenia su estacionamiento y casitas para quedarse por las noches . . . eso nos gusto, entramos con todo nuestro repertorio y listos para ir a nadar un poco, a pesar de dos no sabíamos . . . a media tarde suena el celular de nuestro compañero . . . era su tío, habla con el y escucho que le dice algo así como que nos iba a preguntar a ver que opinábamos . . .

- Wey, me hablo mi tío, le llego el mensaje y que creen??
- Que?
- Dice que esta de vacaciones y que no va a regresar a Merida en esta semana . . .
- Huh, ya no la hicimos entonces – responde nuestra compañera
- Entonces, que hacemos . . .creo que nos quedamos unos días aquí, no??
- Esperense, aun no termino de hablar, le dije que venían ustedes dos y que andamos en mi carro, entonces me pidió que les dijera, que lo disculpen por no estar en la ciudad, entonces, si quieren, dice, que nos invita esta semana a Cancún, porque allá esta el . . . ¿Qué dicen?
- . . .
- ¡ . . .!

Continuara . . .

4 se animaron a refutar:

El Belo dijo...

Se ve que la aventura se está poniendo mejor; pero qué onda con tu amigo el conductor y sobrino de su tío, cómo que le hace pauta de repente el cerebro, no?

Saludos.

Eo dijo...

definitivamente ese conductor es el personaje de la historia jajajaja

uta,campeche, mérida y ahora cancún, esta madre esta buena como para película

Niña agridulce dijo...

a Cancun!
EEEEE!!!!!!!!!!

«danito» dijo...

ts! que amabilidad del tío no mames, primero que lo disculpen por no estar cuando ni siquiera sabía que iban a ir, y todavía que los invita a cancún?

eso es un buenhombre carajo.

 
Copyright 2010 Este no es un blog filosofico . . .. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan

Modificado un poco por: Verdaderoyo ☂